vs. Bottaro SRL: 4 a 2 (16vos)

Realmente no sabemos qué ave pone el huevo más grande; si el kiwi o el avestruz. De lo que sí estamos seguros es que si Cacho Forever fuese un ave, esa dicotomía estaría resuelta en cuestión de segundos. Pero como Cacho Forever no es un ave, sino un equipo de f… bueno, bueno… un conjunto de muchachos con una vida privada discutible, sólo diremos que estos muchachos demostraron tener unos huevos del tamaño de una casa… supongalé.
Gran victoria de los niños índigos de Cacho Forever, para sobreponerse a las últimas y pésimas actuaciones que lo llevaron a clasificarse en el puesto nro. 25, y que hacían que el equipo no cuente con la ventaja deportiva. Es decir, en caso de empate, clasificaba Bottaro.
Los detalles de este vibrante partido, en el siguiente informe.

No sé… escribí “huevo” y me dió hambre. Mil disculpas.

Y un día, Alonso dijo presente

Hacía mucho que el lungo delantero no asistía a los partidos, y la última vez que lo había hecho se lo notó desganado y desinteresado por la causa. Se ve que este cambio de actitud de los muchachos, también lo afecto e hizo valer su presencia. Si bien la plantilla no era nutrida y se venía de un duro desgaste en el partido frente a Vital Can dos días atrás, este fue el equipo que plantó el DT Nunes.

Formación:

Arquero: Nigro
Defensores: Rey, S. Del Buono y G. Menestrina
Volantes: Salvatierra, De Gregorio, Piersantolini y Lamardo
Delanteros: A. Menestrina y Alonso
DT: Nunes
Suplentes: Bruno y Marcianesi
Amonestados: De Gregorio, Salvatierra, Piersantolini, Rey, Alonso y Del Buono
Expulsado: Piersantolini
Goles: Alonso (p), Menestrina (2) y Salvatierra

Pelotazo para arriba

Luego de la charla técnica motivadora de Nunes que llenó de confianza a sus dirigidos, llegaba el momento de la verdad. Y la verdad era que había que tirarsela a Alonso; que la aguante, genere foules o haga goles. O al menos eso era lo que había pedido el DT expresamente en su charla técnica y fue lo que reprodujo el equipo a la perfección. Con un Menestrina laborioso, un Salvatierra despierto y un Alonso intratable, Cacho tomó la iniciativa del partido.

La pelota y el cielo. Arte abstracto. Foto ganadora del Premio “Salame de Bronce” en el Festival de Mar Chiquita (1993)

Llegaría entonces la apertura del marcador, luego de una jugada en la que Menestrina centraría para Alonso que se encontraba dentro del área forcejeando con el defensor rival. El defensor no soltaba a Alonso ante la atenta mirada del árbitro, que ante los gritos desesperados de los cachenses cobró el claro penal. El propio delantero fue el que cambió por gol la chance desde los 12 pasos con un disparo inalcanzable para el arquero.
El conjunto de Barrio Parque se ponía en ventaja, pero no debía descuidarse ya que el empate lo dejaba afuera.
El empate que tanto se temía llegó luego de una jugada desafortunada. Tiro libre para Bottaro; la barrera que se abre, el arquero que da rebote y un delantero oportunista que convierte el 1 a 1 para complicarle las cosas a los niños plagados de amor de Cacho Forever.
Así culminaría el primer tiempo y Cacho necesitaba salir a ganar para pensar en el pase a 8vos.

Cacho Forever y nada más…

Inmejorable segundo tiempo de los muchachos cachenses. Entregaron todo lo que tenían para ganar el partido y aguantar el resultado cuando el partido lo ameritaba.
Luego de un centro frontal, Alonso peinaría el remate y le caería a un Menestrina solitario que dominó con su muslo derecho, y con la misma pierna remataría de aire para poner el 2 a 1.

Igual de pelado, pero de derecha…

El 3 a 1 también sería de Menestrina, pero luego de un jugadón infernal de Alonso que dejó a varios rivales en el camino. Su remate daría en el poste y el rebote le quedaría a la Torre de Empalme que sólo la empujó.
Promediando el final del encuentro, y producto de la fricción, Piersantolini se iría expulsado por doble amarilla. Mientras se iba, arrojó la pelota a zona de tribunas (?) y todos los rivales (incluídos los suplentes) se le vinieron al humo se acercaron a conversar con él.
Y sí… la hecatombe, la debacle total, una seguidilla de hechos bochornosos que incluyó a Piersantolini, a Nunes, a todos los rivales, a Blatter, al Flaco Flores, al Turu Flores y a la terna arbitral. El resultado de semejante despelote del exabrupto fueron dos expulsados de Bottaro y la ventaja numérica de Cacho para afrontar los minutos que quedaban.
Debemos decir que, por miedo a represalias fuera de la cancha, el jóven Piersantolini huyó y se refugió en la comodidad de su hogar alegando “Si me quedaba, me cagaban a palo”.

La turba iracunda oriunda de Cañuelas se vino con todo a buscar el empate que lo clasificaba. Conseguiría el descuento y llenaría de presión a los niños exhaustos de Cacho PorSiempre.
Nuevamente Alonso sería el comandante del gol cachense. Llevandose a la rastra a un arquero que se había parado de último hombre, y habilitando a Salvatierra que lo único que hizo fue empujar al gol para liquidar el pase a 8vos.

Impensada victoria cachense, que llena de esperanzas al equipo para el partido que viene. Felicitaciones!

Los saluda desde aquí, La Redacción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: